Especialista en quiste sebáceo en Guadalajara

Manejo ambulatorio de heridas mediante sistema de presión negativa en Guadalajara- Dra. Lizbeth Noemi Ramos Suárez

Cirujano general gastrointestinal y laparoscopista certificada por el Consejo Mexicano de Cirugía General, especialista en el cuidado y tratamiento de heridas complejas y crónicas mediante sistema de presión negativa. También soy miembro activo de la Asociación Mexicana de Cirugía General.


Basado en las opiniones positivas de los pacientes

  • Doctoralia
  • Google
  • Facebook
Experta en procedimientos de Rápida Recuperación
Manejo ambulatorio de heridas mediante sistema de presión negativa en Guadalajara

Lo que opinan mis pacientes

Más testimonios
Dra. Lizbeth Noemi Ramos Suárez
Dra. Lizbeth Noemi Ramos Suárez

Manejo ambulatorio de heridas mediante sistema de presión negativa en Guadalajara

Soy la Dra. Lizbeth Noemi Ramos Suárez, cirujano general gastrointestinal y laparoscopista certificada por el Consejo Mexicano de Cirugía General. También soy miembro activo de la Asociación Mexicana de Cirugía General.

Soy egresada de la carrera de Médico Cirujano por la Universidad de Guadalajara, con especialidad en Cirugía General por parte de la misma Universidad. Estoy certificada por el Consejo Mexicano de Cirugía General y cuento con un adiestramiento en laparoscopia avanzada avalado por el IMSS.

Cuento con más de 9 años de experiencia, durante casi una década he estado contigo brindándote lo mejor en materia de salud. Más de 2000 pacientes han confiado en mi consulta para resolver sus malestares y más de 500 procedimientos realizados de forma exitosa, mejorando la calidad de vida de mis pacientes.

Acepto todos los seguros de gastos médicos

Manejo ambulatorio de heridas mediante sistema de presión negativa en Guadalajara

Manejo ambulatorio de heridas mediante sistema de presión negativa en Guadalajara

El manejo ambulatorio de heridas mediante un sistema de presión negativa es una técnica avanzada que se utiliza para tratar heridas complejas fuera del entorno hospitalario. Este método se ha convertido en una opción efectiva para acelerar la curación, reducir el riesgo de infecciones y mejorar la calidad de vida de los pacientes que requieren cuidados continuos.

¿Qué es el sistema de presión negativa?

El sistema de presión negativa, también conocido como terapia de presión negativa (TPN) o terapia de vacío, es una técnica en la que se aplica una presión subatmosférica controlada sobre la herida. Este sistema consta de un apósito especial que se coloca sobre la herida, un tubo que conecta el apósito a un dispositivo de vacío y un contenedor para recoger los fluidos extraídos de la herida.

¿Cómo funciona el sistema de presión negativa?

El sistema de presión negativa promueve la cicatrización de las heridas a través de varios mecanismos:

  1. Estimulación del flujo sanguíneo: La presión negativa aumenta la circulación sanguínea en la zona de la herida, lo que mejora el suministro de oxígeno y nutrientes esenciales para la cicatrización.
  2. Reducción del edema: Al extraer el exceso de fluidos de la herida, se reduce la inflamación y se crea un entorno más favorable para la curación.
  3. Promoción de la formación de tejido de granulación: La presión negativa estimula la formación de tejido de granulación, que es crucial para la cicatrización de heridas complejas.
  4. Reducción de la carga bacteriana: La extracción continua de fluidos también ayuda a reducir el número de bacterias en la herida, disminuyendo el riesgo de infecciones.

Beneficios del manejo ambulatorio con presión negativa

El manejo ambulatorio de heridas mediante sistema de presión negativa ofrece múltiples beneficios:

  • Curación más rápida: Acelera el proceso de cicatrización, permitiendo que los pacientes se recuperen más rápidamente.
  • Reducción del riesgo de infecciones: La extracción de fluidos y la reducción de la carga bacteriana ayudan a prevenir infecciones.
  • Menor necesidad de hospitalización: Permite a los pacientes recibir tratamiento eficaz sin necesidad de permanecer en el hospital, lo que reduce los costos y mejora la comodidad.
  • Mejora de la calidad de vida: Los pacientes pueden continuar con sus actividades diarias mientras reciben tratamiento, lo que mejora su calidad de vida y bienestar emocional.
  • Manejo del dolor: La terapia de presión negativa puede ayudar a reducir el dolor asociado con heridas complejas.

Aplicación del sistema de presión negativa en el ámbito ambulatorio

El uso de sistemas de presión negativa en el manejo ambulatorio requiere de una cuidadosa planificación y seguimiento:

  1. Evaluación inicial: El especialista realiza una evaluación exhaustiva de la herida para determinar si la terapia de presión negativa es adecuada para el paciente.
  2. Instalación del sistema: Se coloca el apósito especial sobre la herida y se conecta al dispositivo de vacío. El paciente recibe instrucciones detalladas sobre el uso y mantenimiento del sistema.
  3. Seguimiento continuo: Se programan visitas regulares para monitorizar el progreso de la herida, ajustar la terapia según sea necesario y cambiar los apósitos.
  4. Educación del paciente: El paciente y sus cuidadores reciben capacitación sobre cómo manejar el sistema en casa, incluyendo cómo detectar posibles complicaciones y cuándo buscar ayuda médica.

Tipos de heridas tratadas con presión negativa

El manejo ambulatorio de heridas mediante sistema de presión negativa es eficaz para una variedad de heridas complejas, incluyendo:

  • Úlceras por presión: Heridas causadas por la presión prolongada sobre la piel, comunes en pacientes con movilidad reducida.
  • Úlceras diabéticas: Lesiones en personas con diabetes, especialmente en los pies, debido a la mala circulación y neuropatía.
  • Heridas quirúrgicas: Cortes o incisiones que no cicatrizan adecuadamente después de una operación.
  • Heridas traumáticas: Lesiones profundas causadas por accidentes que afectan varias capas de la piel y tejidos subyacentes.
  • Úlceras venosas: Heridas resultantes de la mala circulación venosa, generalmente en las piernas.
  • Heridas por quemaduras: Lesiones por quemaduras que requieren cuidados especializados para evitar infecciones y cicatrización defectuosa.

El manejo ambulatorio de heridas mediante sistema de presión negativa es una opción eficaz y cómoda para el tratamiento de heridas complejas. Este método permite a los pacientes recibir atención avanzada sin la necesidad de hospitalización, mejorando su calidad de vida y acelerando el proceso de curación. Consultar a un especialista en heridología para evaluar la idoneidad de esta terapia es fundamental para lograr los mejores resultados en la cicatrización de heridas.

¡Agenda tu cita!

¡Agenda tu visita hoy mismo!

¿Te gustaría programar una consulta?

Haz clic en el botón que aparece a continuación, o también puedes utilizar el formulario en nuestra sección de contacto para pedir información o agendar una cita.